LA FLORA INTESTINAL, IMPACTOS MAS ALLÁ DE NUTRICIÓN

July 30, 2021

En esta oportunidad tenemos un artículo del sitio web español dietistasnuticionistas.es, que encontramos con ayuda del agregador de contenidos feedly.com. El artículo se titula: Microbiota y depresión: la relación que hay entre tu alimentación y tu estado de ánimo y lo traemos porque nos pareció que presenta información muy interesante. Ahora pasamos a compartir sus planteamientos.

Introducción

Nosotros ya hemos hablado de otros aspectos de la microbiota o flora intestinal en otra entrada de este blog, pero este enfoque nos parece valioso.
El nuevo artículo inicia diciéndonos que los humanos somos seres complejos y hay muchísimos factores que pueden afectar nuestro estado de salud. Uno de ellos es la “microbiota intestinal” popularmente conocida como “flora”. En este artículo nos explican cuál es la relación entre la microbiota y la depresión. (ref. 1)

Funciones de la microbiota o flora intestinal

Se define como el ecosistema microbiano que coloniza el tracto gastrointestinal. Es tan importante que incluso se está empezando a considerar como un órgano más. 
El conjunto de estos microorganismos que viven dentro de nuestro cuerpo supone hasta 2kg de nuestra masa corporal, un peso bastante destacable para lo pequeñitos que son estos seres, ¿pueden creerlo?
Y claro, siendo tantos, es lógico que puedan ejercer algunos efectos sobre nuestra salud:

  • Síntesis de compuestos como vitaminas (Vitamina K, Vitaminas del grupo B).
  • Facilita la absorción de ciertos minerales (calcio, hierro).
  • Protege de la implantación de bacterias patógenas externas evitando infecciones.
  • Fortalece al sistema inmunitario frente a diferentes tipos de infecciones.

Pero y si además de todo esto nos dicen que es capaz de comunicarse con el cerebro, afectando el estado de ánimo, ¿Lo creerían?

¿Puede la microbiota afectar a nuestro estado de ánimo?

La respuesta es SÍ pero debemos de entender primero como se puede llegar a comunicar con un órgano tan lejano físicamente.
La microbiota es capaz de comunicarse con el cerebro a través de diversos mecanismos como pueden ser: (ref. 2)

  • Estimular el sistema inmune.
  • A través del nervio vago (un nervio que comunica estómago y parte de los intestinos con el cerebro).
  • Por respuestas hormonales.
  • Incluso por ciertas moléculas que producen ciertas bacterias.
  • La depresión mayor y su relación con las bacterias de la microbiota
imagen oscura de mujer en depresión

¿Qué es depresión mayor?

Es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en realizar diferentes actividades. 
Afecta a 300 millones de personas, provoca una discapacidad funcional e incluso se asocia con 800.000 suicidios al año aproximadamente. 
El trastorno depresivo mayor es el trastorno psicológico más modulable por estos pequeños amigos de la flora.
En una revisión reciente, se ha observado que los pacientes con depresión tenían una mayor cantidad de bacterias de las familias Bacteroidetes, Proteobacteia y Actinobacteria, mientras que presentaban unos niveles más reducidos de Firmicutes. 
Mientras que hay pacientes con una mayor protección contra el trastorno los cuales tienen una mayor cantidad de Lactobacillus y Bifidobacterium. 
Esto nos deja claro que ya este tipo de pacientes presentan un tipo diferente de habitantes en comparación al de las personas sin el trastorno. (ref. 3)
Respecto a los mecanismos moleculares no profundizan en el artículo, pero nos dan 2 artículos de las dos rutas más importantes que puede modular la microbiota:

  • La de la Serotonina (la hormona de la felicidad): O’Mahony, S. (2015) (ref.4).
  • La de GABA (ácido gamma-amino butírico): Mazzioli, R. (2016) (ref. 5).

Con estos datos ya nos podemos imaginar que es una cosa bastante seria, y para tranquilizarnos  en el artículo nos muestran cómo lo que comemos puede ayudarnos a mantener a nuestra microbiota feliz y que envíe mensajes bonitos a nuestro cerebro. (ref. 6)

¿Cómo puede ayudar la nutrición con la flora y la depresión?

Es lógico pensar que los microbios que viven en nuestros intestinos se aprovechan de los alimentos que pasan por ahí para nutrirse, ahora bien, ¿cuáles son los nutrientes o alimentos que ayudarían (o no) a prevenir o tratar esa depresión?

  • Alimentación Mediterránea: Una revisión sistemática (mayor calidad científica) que recopiló datos de un total 1.959.217 personas (¡WOW!) determinó que las personas que mantenían adherencia a una alimentación de alta calidad (especificando, la Mediterránea) tenían una mayor protección enfrente los síntomas depresivos junto a un índice inflamatorio menor atribuido al mayor consumo especifico de pescado y vegetales. (ref. 7)
  • Alimentos Ultra-procesados: Un estudio de cohorte que evaluó 14.907 personas Españolas (no es tan buena calidad científica, pero tiene un número importante de participantes) libres de cualquier tipo de depresión, determinó que el consumo crónico de este tipo de alimentos es capaz de aumentar los casos de depresión llegando a diagnosticar 774 casos en el tiempo que duró el estudio. (ref. 8)
  • Ácidos grasos omega-3: Un estudio aleatorizado y controlado realizado en 4 países de Europa demostró que la suplementación de >1g/día de EPA y DHA (ácidos grasos omega-3) en pacientes con el trastorno ya presente, obtenían una mejoría en los síntomas depresivos que presentaban los pacientes bajo tratamiento con antidepresivos. (ref. 9)
  • Por otra parte, existen tratamientos que están evaluándose para ser utilizados en un futuro como el uso de psicobióticos (suplementos con microbiota intestinal saludable para el cerebro) y los trasplantes fecales (suena tan mal como lo que es).
acercamiento a bandeja de alimentos sanos

Conclusiones del artículo

¿Qué es lo que recomiendan como Nutricionistas?

  • Llevar un patrón de alimentación lo más Mediterránea posible.
  • Aumento el consumo de vegetales de temporada y de pescado (y a ser posible de proximidad).
  • Evitar lo máximo posible la comida ultra-procesada ya que se ha demostrado que no es beneficiosa ni para la depresión ni para la salud.
  • En caso de que se sufra este estado y estés bajo tratamiento con antidepresivos, hablar con el médico y valorar la suplementación de >1g/día de omega-3.
  • Realizar ejercicio mejora de forma moderada los síntomas depresivos y debería de valorarse en pacientes con el trastorno. (ref. 10)

Bibliografía del artículo:

  1. Guarner, F. (2007) Papel de la flora intestinal en la salud y en la enfermedad. Nutr. Hosp. 22.
  2. Gulas, E., Wysiadecki, G., Strzelecki, D., Gawlik-Kotelnicka, O., & Polguj, M. (2018). Can microbiology affect psychiatry? A link between gut microbiota and psychiatric disorders. Psychiatria Polska, 52(6), 1–17.
  3. Dinan, T. G., & Cryan, J. F. (2016). Mood by microbe: Towards clinical translation. Genome Medicine, 8(1), 36–38.
  4. O’Mahony, S. M., Clarke, G., Borre, Y. E., Dinan, T. G., & Cryan, J. F. (2015). Serotonin, tryptophan metabolism and the brain-gut-microbiome axis. Behavioural Brain Research, 277, 32–48
  5. Mazzoli, R., & Pessione, E. (2016). The Neuro-endocrinological Role of Microbial Glutamate and GABA Signaling. Frontiers in Microbiology.
  6. Cheung, S. G., Goldenthal, A. R., Uhlemann, A.-C., Mann, J. J., Miller, J. M., & Sublette, M. E. (2019). Systematic Review of Gut Microbiota and Major Depression. Frontiers in Psychiatry, 10, 34
  7. Molendijk, M., Molero, P., Ortuño Sánchez-Pedreño, F., Van der Does, W. & Angel Martínez-González, M. (2018). Diet quality and depression risk: A systematic review and dose-response meta-analysis of prospective studies. Journal of Affective Disorders 226, 346–354
  8. Gómez-Donoso, C. et al. (2019). Ultra-processed food consumption and the incidence of depression in a Mediterranean cohort: the SUN Project. Eur. J. Nutr.
  9. Mood Food (2015). Preventing Depression Through Food.
  10. Kvam, S., Kleppe, C. L., Nordhus, I. H. & Hovland, A. (2016). Exercise as a treatment for depression: A meta-analysis. Journal of Affective Disorders 202, 67–86

Tenemos amplia experiencia en Cirugías Bariátricas

Para terminar y refiriéndonos al tema de obesidad o sobre peso, les recordamos que nosotros en Cirugía para la Obesidad, sabemos que muchas personas no han podido superar una condición de sobre peso u obesidad, llevándolas a tener una muy mala calidad de vida. 
Para muchas de esas personas, la opción de una cirugía bariátrica puede ser la clave para recuperar la calidad de vida perdida. Existen distintas opciones que se pueden utilizar dependiendo del caso específico de cada paciente, como Bypass gástricoManga Gástrica o Balón Gástrico, entre otros.
Así mismo, si se sometieron a una cirugía gariátrica pero han vuelto a ganar peso, nosotros hemos encontrado que en la mayoría en los casos no es culpa del paciente, sino a algún problema con el procedimiento recibido. Tenemos amplia experiencia en cirugías de revisión que hemos efectuado a pacientes con la condición descrita.
El equipo de Cirugía para la Obesidad está preparado para analizar el caso de cada paciente y acompañarlo en la toma de la decisión que más le convenga.


Relacionados

Open chat